Las derechas y el poder financiero tienen sus cómplices

Rufino Hernández vuelve a la carga en la sección «Desde el balcón» con este breve texto.

La gran y siniestra aportación del ministro Escrivá, a través del Pacto de Toledo, es la privatización del Sistema Público de Pensiones, se lo tiene bien estudiado desde su despacho en el BBV.
Los fondos privados de empresa son el mecanismo que este ministro banquero ha encontrado para privatizar las pensiones.
La gran trampa está en que estos fondos se contratan a través de los convenios colectivos de empresa que, para llevarlo a cabo, cuenta con el apoyo de los sindicatos CCOO, UGT y los vascos, ELA y LAB.

Estos sindicatos se llevan el 40% de las ganancias que produzcan estos fondos.
Ni los propios afiliados a estos sindicatos están de acuerdo con los negocios que hacen sus ejecutivas.
Otras organizaciones sindicales y pensionistas se unificar para luchar contra este robo.

No es corchopan señor ministro y sindicatos del trineo, que ya sabemos que son copos de nieve.

A %d blogueros les gusta esto: