Hoy, igual que ayer, también es 8 de marzo

«Desde el balcón» se ha asomado hoy Rufino, ha comprobado que todos lo dias tienen que ser y son 8 de marzo.

El feminismo se ha convertido en el motor del cambio social, en una amenaza para las mentes e intereses del sistema capitalista, es una pieza primordial en la lucha de clases.

El sistema es cruel, intenta romperlo, pero no podrá con el 52% de una población consciente y empoderada, que no acepta más patriarcado y se ha levantado contra toda clase de violencias.
Lo sucedido en Madrid no es el reflejo de lo que piensan las madrileñas ni los madrileños, tampoco es el ombligo del Estado, es simplemente el reflejo de ese mundo de la caverna que encabeza la Ayuso, frente a la cagalera que, por falta de convicciones, ha entrado en la Delegación del Gobierno.
El feminismo es liberación, es una fuerza imparable.

A %d blogueros les gusta esto: