«Las fronteras matan». Casi 50 mil personas en dos décadas

Por Pilar Gutiérrez de Caravana Abriendo Fronteras

Hace un mes escuchábamos, en el último Círculo de Silencio, que LAS FRONTERAS MATAN, es muy cierto y se puede constatar cada día. Pero no solo matan, también hieren, secuestran, esclavizan y hacen desaparecer a muchas personas, condenando además a sus familias a una prolongada tortura, por la gran angustia que genera el miedo y el desconocimiento. En el libro “Hermanito – Miñán” de Ibrahima Balde, presentado por su coautor Amets Arzallus en Irún al inicio de la Caravana 2022, se narra con ternura y dolor la historia personal de búsqueda de su hermano.

La CARAVANA ABRIENDO FRONTERAS con CAROVANE MIGRANTI (Italia) y TOUS MIGRANTS (Francia), en contacto con el MOVIMIENTO MIGRANTE MESOAMERICANO, este año 2022 ha recorrido las fronteras de Los Pirineos y Los Alpes, fronteras de ayer y de hoy, donde las personas huían de la guerra y la persecución en el pasado siglo y HOY siguen muriendo, perdiéndose, ahogándose, cayendo heridas.… por no poder utilizar los pasos habilitados en las “Fronteras naturales” que hoy, en teoría, son de libre movimiento dentro de la Unión Europea, pero que siguen siendo una barrera infranqueable para las personas “NO europeas”.

Este mes de julio de 2022, comenzamos la ruta en Irún donde aumenta el número de personas ahogadas en el río Bidasoa, al intentar pasar desde nuestra península a Francia. A veces creen que su conocimiento de la lengua francesa les puede facilitar una oportunidad en suelo francés, otras veces necesitan reunirse con familiares o amigos que en algún caso están más allá de Francia….jóvenes que ven ahogados sus sueños en el Bidasoa. MUERTES fáciles de evitar. LA POLÍTICA EUROPEA DE FRONTERAS ES LA CAUSA DE ESTAS MUERTES.

Mientras circula por todo el mundo con gran facilidad todo tipo de mercancías (incluido armamento utilizado contra población civil en conflictos bélicos), disponiendo para ello de una amplia red de comunicaciones (ferroviarias, marítimas, aéreas, carreteras….); y mientras una minoría privilegiada hace turismo muy frecuentemente, sin atender a nuestras propias consignas (“NO MAS GUERRAS POR PETROLEO” se coreaba hace 20 años en el mundo entero ante la guerra de Irak, pero hemos seguido manteniendo y aumentando el consumo de energía – y mas recientemente se repite“ ¡¡HAY QUE ACTUAR YA!! PARA SALVAR EL PLANETA“), muchas personas ven arrebatados todos sus derechos, el derecho a migrar, el de NO verse obligadas a migrar y tantos otros, por las políticas económicas europeas y la “GUERRA DE FRONTERAS”.

Esta Caravana 2022 arranca en un contexto crítico, en medio de graves crisis (climática, energética, sanitaria…), a la que se suma la invasión de Ucrania y los meses de guerra en este territorio. La respuesta de la Unión Europea ante la salida de millones de personas ucranianas huyendo de esta violencia ha sido la adecuada, regularizando de forma inmediata su situación y permitiendo su libre movimiento, acceso al trabajo….y eso nos alegra, pero no podemos comprender por qué no se actúa del mismo modo con las personas que huyen de otros muchos conflictos y peligros para su vida, y que solo reciben rechazo y abandono (ausencia de socorro) que les condena a la muerte por falta de vías seguras.

Han muerto casi 50.000 personas en las dos últimas décadas, muchas en los mares, pero también en Irún, Pirineos, Los Alpes, Balcanes y en la frontera de Polonia con Bielorrusia. Por eso exigimos a los Gobiernos de la Unión Europea, entre otras cosas: –Que la aplicación de la Directiva 2002/55 que otorga protección temporal generalizada a las personas ucranianas que salen de su país, se active para personas que huyen de otros conflictos. -Que cesen los controles en las fronteras internas europeas, que además se practican según perfil étnico. –La regulación extraordinaria de todas las personas en situación administrativa irregular. –Acabar con la utilización de las personas en tránsito como herramienta de presión política. –Reconocer y respetar el derecho a migrar. –Vías legales y seguras. –La disolución de FRONTEX y el fin de la subcontratación del control de fronteras……..

Foto cedida por Caravana 2022

El recorrido de la Caravana ha atravesado y enlazado el pasado y el presente de las fronteras que tuvieron que atravesar el pasado siglo cientos de miles de personas huyendo de la guerra y la persecución de los regímenes fascistas. Hemos recorrido los campos de concentración del siglo pasado (Gurs y Argelès) y de este Rivesaltes-con multitud de internos de diversas procedencias, abierto hasta hace pocos años para retención de personas migrantes), con tantas semejanzas a muchos campos que se multiplican hoy por Europa y otros países, y cuyas condiciones son impactantes, tan necesarios de conocer, y sustituir ya por una acogida digna. Nos hemos manifestado junto al CPR (Centro para repatriación) de Turín, donde no se nos permite el acceso y donde depositamos en la puerta un ramo de flores en memoria de Mussa, el joven que se suicido recientemente en el CPR; también tuvimos oportunidad de hablar por conferencia con su familia.

Foto cedida por Caravana 2022

También hemos tenido ocasión de conocer experiencias de solidaridad del pasado y del presente desde Irún, Aragón, Francia, Suiza, Italia….hasta Centroamérica: la historia de la maternidad de Elna que facilitó el parto y cuidado de cientos de bebes y sus madres, primero a las mujeres exiliadas españolas, y luego de las mujeres judías retenidas en los campos de concentración, redes de colaboración internacional, la acogida en Francia, municipios, personas y familias en el Valle de Sousa donde, ante la necesidad de las personas migrantes, surgen 40 familias voluntarias para acogerles en un municipio de 347 vecin@s.

Estas experiencias hacen que entre los habitantes se estrechen lazos de convivencia. En el mismo valle recordamos la experiencia de los municipios como Riace en el sur de Italia donde la acogida de migrantes permitió revitalizar muchos pueblos abandonados. Otra lucha del valle es la que se mantiene contra el TAV (tren de alta velocidad), que consideran innecesario, y sumamente perjudicial para la Tierra y el Valle.

Es mucho lo que se hace y mucho más lo que se puede y debe hacer. Si los recursos dedicados a la guerra, a la militarización de fronteras, a macroproyectos que ¿benefician? a unas pocas personas y arruinan a la mayoría, se dedicasen a erradicar las causas de las migraciones forzosas y a una acogida digna…..TODO EL MUNDO SALDRÍA GANANDO.

A %d blogueros les gusta esto: