La Coordinadora Feminista de Burgos espera avances en el derecho al aborto en el HUBU con el cambio de Jefe de Servicio

Hospital Universitario de Burgos

Ante la publicación el dia 5 de mayo en el Boletín Oficial de Castilla y León de Modesto Rey como Jefe de Servicio de Obstetricia y Ginecología del Complejo Asistencial Universitario de Burgos, desde la Coordinadora Feminista de Burgos deseamos que este cambio en la dirección del Servicio suponga también un avance importante en la garantía de los derechos sexuales y reproductivos de todas las mujeres de Burgos.


Las mujeres residentes en Burgos seguimos esperando, 11 años después de la promulgación de la ley 2/2010 de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, a que se pongan en marcha los mecanismos oportunos para que este derecho reconocido en la ley pueda hacerse efectivo, por parte de las mujeres que así lo deseen, en la sanidad pública de nuestra provincia.

Ya se ha hecho efectivo en los hospitales comarcales de Miranda de Ebro desde hace unos años y también en Aranda de Duero desde hace unos meses, sin embargo, en la capital seguimos esperando.
Desde la Coordinadora Feminista de Burgos deseamos que este nuevo nombramiento suponga ese cambio tan necesario en el Servicio de Ginecología y Obstetricia del HUBU, que permita avanzar en el establecimiento de los protocolos necesarios para hacer efectivo este derecho, dejando atrás el oscurantismo en torno a la objeción de conciencia general del servicio que se ha manifestado durante todo este tiempo.

Nos permitimos recordarle al nuevo Jefe de Servicio que, en el mes de febrero del año pasado, la Consejera de Sanidad, Verónica Casado, aseguró que había encargado a la Gerencia del Hospital Universitario de Burgos un proceso de valoración y que, de haber profesionales en disposición, las intervenciones comenzarían a practicarse en dicho centro. Además, manifestó en sede parlamentaria que, en un primer sondeo practicado en el HUBU, se había puesto de manifiesto que había, al menos, cuatro profesionales del servicio que eran no objetores declarados.
Si bien la ley plantea lo contrario, que es la objeción la que se ha de manifestar explícitamente y no la no objeción, sirva de base al nuevo Jefe de Servicio el hecho manifiesto de profesionales no objetores para replantear la cuestión y estudiar las fórmulas y protocolos más efectivos para garantizar el derecho a las mujeres burgalesas.
Además, en junio del año pasado se aprobó una Proposición No de Ley donde se instaba al Gobierno de Castilla y León a garantizar la interrupción voluntaria del embarazo en todos los centros hospitalarios públicos de la Comunidad.

Teniendo en cuenta esto, parece que el HUBU cuenta con profesionales que quieren ponerse al servicio de las mujeres burgalesas para hacer efectivo este derecho y con los medios necesarios para llevar a cabo la interrupción voluntaria del embarazo con seguridad, además hay una disposición parlamentaria a que esto se lleve a efecto, por lo únicamente falta que la nueva jefatura del servicio y la dirección médica del HUBU se pongan manos a la obra para materializarlo, eliminando todas las trabas existentes.
Esperamos que este nombramiento, de un profesional experto además en violencia de género, suponga este punto de inflexión que nos permita avanzar en la garantía de los derechos de las mujeres.

Estaremos expectantes por ver que esta histórica reivindicación del movimiento feminista de la ciudad, se convierte en una realidad.

A %d blogueros les gusta esto: