Burgos sintió la «movilización climática global» en su Plaza Mayor

Foto Jorge Contreras Soto

La movilización climática global tuvo presencia también en la ciudad de Burgos en un convocatoria de Fridays for Future, en la Plaza Mayor, para reclamar, educar y concienciar que este planeta agoniza, pide auxilio y en no muchas décadas será destruyendo por la voracidad y avaricia de «los capitales que lo pueblan y no sabe gestionar su propia casa». En la tarde de ayer decenas de personas se concentraron en la Plaza Mayor de Burgos donde se leyó este comunicado.

«El escenario climático que estamos viviendo ya es el resultado de siglos de explotación de medioambiente por parte de un modelo social y económico que ha resultado fallido y que necesita ser reemplazado urgentemente.

Un sistema en el que las naciones ricas son responsables del 92% de las emisiones globales, y en el que el 1% más rico de la población mundial emite el doble de contaminación que el 50% más pobre.

Foto Jorge Contreras Soto

Inspirados por distintas experiencias y luchas históricas, en muchas ocasiones protagonizadas por las personas y regiones del mundo menos favorecidas, hoy pedimos justicia climática.

La justicia climática no es caridad, sino un proceso transformador en el que el poder político sea devuelto a todas las personas.

Esto implica, entre otras cosas, dar respuesta a las demandas de las poblaciones indígenas, negras y otras comunidades históricamente marginalizadas a nivel global, que piden que sus tierras dejen de ser explotadas. Estas poblaciones son las que se van a ver afectadas por el cambio climático, y por ello también merecen recibir recursos para adaptarse al mismo y para mitigar las pérdidas y los daños. Es decir, una redistribución (y en muchos casos una colectivización) de la riqueza, la tecnología, la información, el trabajo de cuidados y el poder político tanto del Norte hacia el Sur, como de arriba hacia abajo.

La lucha por el clima es también una lucha entre clases a nivel global. Las clases y países dominantes, principalmente a través de corporaciones internacionales y gobiernos del norte, han (y hemos) ejercido el poder destruyendo el planeta y la vida de muchos de sus ocupantes. Han sacrificado los ecosistemas y los pueblos del SurGlobal, en nombre del llamado «desarrollo» y del eterno «crecimiento económico».

Mientras tanto, las personas trabajadoras son utilizadas para construir ese mismo sistema que les está perjudicando.

QUE DEBEMOS HACER

El capitalismo es el sistema que está causando la crisis climática. y la descolonización, a través de la herramienta que la justicia climática, es la mejor herramienta que podemos usar.

El 1% más rico debe hacerse responsable de las consecuencias de sus acciones y de su ignorancia consciente. Su beneficio es nuestra muerte.Su beneficio es nuestro sufrimiento.

Juntos, desde los diferentes sectores de la sociedad a lo largo y ancho del mundo, y liderados por las y los más desfavorecidos, debemos restaurar el poder a las personas a las que se les ha sido arrebatado. Juntos, juntas, construyamos un sistema que priorice a las personas, y no al beneficio».

A %d blogueros les gusta esto: